Ampliar imagen
   
Herida
Damage
     
    Director (es) : Louis Malle
    Año : 1992
    País (es) : GBR-FRA
    Género : Drama
    Compañía productora : Skreba/Channel 4/Nouvelles Éditions de Films/Le Studio Canal Plus
    Productor (es) : Louis Malle, Vincent Malle, Simon Relph
    Compañía distribuidora : Warner Española
    Guionista (s) : David Hare
    Guión basado en : la homónima novela de Josephine Hart
    Fotografía : Peter Biziou, en Technicolor
    Diseño de producción : Brian Morris
    Director (es) artistico (s) : Richard Earl, Philipe Turlure
    Decorados : Jill Quertier, Michel Grimaud
    Vestuario : Milena Canonero
    Música : Zbigniew Preisner
    Montaje : John Bloom
    Sonido : Jean-Claude Laureux
    Ayudante (s) de dirección : Michel Ferry, Cordelia Harry, Joylon Symonds
    Duración : 111 mn
   
     
    Jeremy Irons
Juliette Binoche
Miranda Richardson
Rupert Graves
Leslie Caron
Peter Stormare
Ian Bannen
Gemma Clarke
   
   
    Stephen Fleming es un médico rico y prestigioso que ha emprendido una meteórica carrera política, alentado por su ambiciosa mujer, Ingrid Fleming, y su suegro, un ex ministro del gobierno británico, que tercia a su favor para que se le asigne la cartera de Sanidad. La feliz pareja tiene dos hijos brillantes, Martyn y Elizabeth. La vida de Stephen da un vuelco cuando en el curso de una aburrida fiesta conoce a la novia de su hijo, Anna Barton, una joven médico francesa. Stephen se enamora apasionadamente de Anna, una mujer que arrastra un triste pasado ya que su hermano, que estaba enamorado de ella, se suicidó cuando descubrió a su hermana en brazos de otro chico. Los encuentros furtivos de los dos amantes ponen en peligro la estabilidad matrimonial de la pareja formada por Stephen y Ingrid, así como su respetabilidad.
   
   
   

HISTORIA DE UNA OBSESIÓN
 
Por Jordi Busquí
Cuando Louis Malle recibió un tratamiento del primer libro de la escritora irlandesa Josephine Hart, antes de publicarse en 1991, encontró en este cuento gótico con un cierto escoramiento hacia lo teatral, puntos en común con algunos de sus films anteriores, tales como las relaciones de los amantes, el incesto, el suicidio, la redención ante una pasión irresistible, el poder destructivo de esa misma, el mundo de los adultos visto por una joven con inocencia peligrosa, una cierta crítica a la hipocresía convencional burguesa y las relaciones establecidas por el contrato matrimonial.
Malle nunca fue un director plegado al status quo de la cinematografía francesa o de Hollywood, tanto en el documental como en la ficción narrativa, revindicando personajes desdeñados o mal vistos por la sociedad, desmontando tabúes, dando lecciones de moral a la contra; se significó como un humanista que escuchaba al mundo, un trasgresor impertinente que abordaba sus trabajos desde el ataque a lo establecido, con predilección por el retrato de mujeres, su concepcion de la sexualidad sobre todo femenina, como eje de las relaciones humanas.
    Herida (1992) —tal vez el título original, Damage, traducible por «daño» o «deteriodo», da una dimension más exacta de lo que es el film—, trata de los convencionalismos de la vida y de saltárselos por ser fiel al corazón, de cómo una persona pude cambiar en determinadas circunstancias, como un comportamiento autodestructivo y obsesivo puede romper con un proyecto de vida perfectamente ordenada, acepatado por la moral dominante y bendecido por la sociedad establecida y los riesgos que esa decisión implica. Los comportamientos de los personajes son conductivistas, no se sustentan por una lógica o una psicologia determinada, sino más bien se pueden conceptualizar de irracionales. La médico Anna Barton (Juliette Binoche) es un personaje misterioso, su independencia emocional-sexual, no quiere ataduras, necesita ser un espíritu libre, una mujer que se sienta redimida de su propio dolor al infligir un dolor ajeno de proporciones amorosas y pasionales. Por su parte, Stephen Fleming (Jeremy Irons) es percibido en momentos de calma, en aquellos en que tiene dominio sobre sí mismo, procedente de una família inequívocamente británica, gente que valora los modales, la educación, que blinda sus reprimidos sentimientos, que evita la pasión. Herida deviene la historia de unos personajes que se liberan completamente por una pasión física sexual e inmediata, por el erotismo de sus gestos y miradas. No estamos, pues,  ante un film sobre el placer del sexo sino sobre las necesidad de satisfacerlo a cualquier precio; cada uno de estos personajes se plantea la relación de diferente manera: ella proviene de una cultura diferente que la permite observar, entender la relación desde una perspectiva distinta.
   Malle y su guionista, el británico David Hire, dramaturgo y eventual director cinematográfico, tratan los temas sin ningún juicio moral apriorístico —algo que debe recaer en cada espectador—, evitan cualquier tentación que derive hacia lo escabroso, no hay culpables ni inocentes. En realidad, Malle y Hire convienen que la vida siempre es mucho más compleja. Para trazar esta historia, el director francés adopta un punto de vista neutral, retrata con honestidad los personajes y sus comportamientos, utilizando una forma narrativa fría, contenida y contemplativa al mismo tiempo, prolonga las escenas más allá de toda regla pero esta solución algo artificial tiene la virtud de definir el estilo del film, contar una historia en la que a veces es fácil pasar de lo sublime a lo irrisorio. Por consiguiente, resultaba difícil llevarla a cabo sin caer en la pedantería en relación a una historia de amor fou, de pasiones desaforadas. A tal efecto, las escenas de sexo y los desnudos, que son fundamerntales en el relato, están rodadas muy cercanas a los rostros y los cuerpos de los intérpretes, casi con un afán documentalista. Malle toma una distancia perspectiva que nos permite entender y racionalizar la historia, evaluando cada uno de los detalles (miradas, gestos, etc.) contando con la «complicidad» de los actores. Sin duda, Juliette Binoche construye un personaje sorprendente, vulnerable, con un comportamiento que posee una lógica interna, mientras que el Stephen de Jeremy Irons es alguien simpático feliz, agradable, buen político, que siente afecto y ternura por su hijo, pero que de repente descubre algo que no sabía que existiera y eso rompe todos sus esquemas; como cualquier droga queda enganchado. Tan sólo un gran actor como Irons podría aglutinar todos los matices que hacen posible sentir empatía, cercanía por el personaje de Stephen.
   Rodada en condiciones límite debido a la grave enfermedad cardíaca que padecía su director, con la espada de Damocles ante una inminente operación a corazon abierto, sin embargo Louis Malle llegaría a concluir Herida y otro más,Vanya en la calle 42 (1994). En el invierno del año siguiente Malle fallecería legando una filmografía de indudable interés.
   A modo de coda, constatar que Herida tuvo bastantes problemas de censura en los Estados Unidos, sobre todo debido a la oposición a su estreno de organizaciones cristianas y del MPAA (Motion Picture Association of America), que se encarga de las calificaciones de los films. Para ver en la gran pantalla el que sería su penúltimo film, Malle se vio obligado a recortar alguna escenas y suprimir otras tantas.•
   
     
Comprar en dvdgo.com
   
 Características DVD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas / Trailer / Ficha artística y Ficha técnica / Filmografías selectas / Audiocomentario de Antonio José Navarro . Formato: 1.66:1, 16:9 (Anamórfico). Idiomas:  Castellano, Catalán e Inglés.  Subtítulos: Castellano. Duración: 111 mn. Distribuidora: Manga Films. Fecha de lanzamiento: 22 de abril de 2008.  
   
       
   

Ver comentarios    Ingresar comentario

Valoración media: 8,7

Comentarios: 1   (Ver)

Total de votos: 3


¿Qué valoración le darías a esta película?

Valoración:

Enviar