Ampliar imagen
   
I m Still Here
I m Still Here
     
    Director (es) : Casey Affleck
    Año : 2010
    País (es) : USA
    Género : Comedia-Musical
    Compañía productora : They Are Going to Kill Us Productions
    Productor (es) : Joaquin Phoenix, Casey Affleck, Amanda White
    Compañía distribuidora : Avalon
    Guionista (s) : Casey Affleck, Joaquin Phoenix
    Fotografía : Casey Affleck y Magdalena Górka en Color
    Música : Marty Fogg
    Montaje : Dody Dorn
    Montaje de sonido : Wade Barnett, Sze-Wun Li
    Sonido : Reagan Bond, Russell White
    Duración : 108 mn
   
     
    Joaquin Phoenix
Antony Langdon
Carey Perloff
Casey Affleck
Bruce Willis
Robin Wright
Jack Nicholson
Billy Crystal
Danny DeVito
Danny Glover
Jerry Penacoli
Patrick Whitesell
   
   
   
Se narran las peripecias de un personaje llamado Joaquin Phoenix, interpretado, nada casualmente, por Joaquin Phoenix. Un actor sumido en una dolorosa crisis creativa que ha decidido dar la espalda a su carrera interpretativa para iniciar un nuevo rumbo como compositor y cantante de hip-hop. Los signos de la autodestrucción no tardan en aparecer en el devastado intérprete, devorado por su propio estatus de estrella cinematográfica. El fracaso de los nuevos proyectos y la acumulación de decepciones empujarán a Phoenix a un viaje por los rincones más oscuros de su alma.
   
   
   

 

QUO VADIS JOAQUIM PHOENIX? 

Por Ignacio P. Rico

    Desde las investigaciones antropológicas de Robert J. Flaherty hasta los experimentos de cineastas tan dispares como Agnès Varda, Jean Vigo o José Luis Guerín, el documental cinematográfico raramente ha reducido sus funciones a las de informar e instruir. Incluso en el primigenio documental de exploración, empeñado en dar a conocer mundos exóticos e ignotos por medio de la exposición de una realidad pretendidamente objetiva, los mecanismos narrativos del cine de ficción afloran como una tentación a la que, películas como Nanuk el esquimal (1922) o Tabú (1931), se entregan gozosamente. La vanguardia artística hace del documental un territorio de resbaladiza definición, donde la pura experimentación formal y los procesos internos de la ficción comienzan a hacerse habituales. La objetividad de lo exhibido, de pronto, pierde su relevancia frente a la pretensión de alcanzar una verdad o expresar un sistema de ideas por medio del lienzo audiovisual que conforma una película.   
A través tanto de su obra como de sus declaraciones, artistas como Chantal Akerman o Werner Herzog han clamado por la abolición de las fronteras entre la ficción y el documental cinematográfico. A pesar de la evidente divergencia de procedimientos, ¿podemos acaso afirmar que hay menos de personaje en el Dieter Dengler de El pequeño Dieter necesita volar (1997) que en el de Rescate al amanecer (2006)? Precisamente, el núcleo de I´m still here es la construcción de un personaje que, en este caso, ha atravesado las fronteras cinematográficas, llevando su papel hasta la esfera pública.
   Elaborado minuciosamente por los amigos Cassey Affleck y Joaquin Phoenix, nos encontramos con un producto de misteriosa gestación que nos habla sobre el brumoso retiro interpretativo del propio Phoenix. De ésta forma, la cámara de Affleck seguirá las peripecias del actor, agotado de interpretar un personaje para los medios de comunicación, ahora inmerso en la búsqueda de nuevos caminos para alcanzar una realización artística y humanamente plena. En consonancia con las mutaciones actuales del lenguaje audiovisual, la película optará por amoldarse a los principios del reality show, exponiendo sin pudor la cotidianeidad del extravagante JP.
   Resulta desconcertante que la inmensa mayoría de los debates que ha generado la obra se hayan centrado en la autenticidad o falsedad de los acontecimientos filmados. ¿Tiene esto, acaso, alguna relevancia cinematográfica? Precisamente, si en algún aspecto la cinta que nos ocupa se muestra claramente efectiva, es al mantener una desconcertante ambigüedad al respecto. Muchos creemos que el visionado del film puede suscitar cuestiones más interesantes, como por ejemplo: ¿cuán delgada es la línea que separa a la persona de su propia máscara, instituida a través de los mass media? Por otro lado, la adhesión a la fórmula de la telerrealidad es una inteligente opción a la hora de intentar llevar a cabo un estudio sociológico sobre la figura de la estrella cinematográfica, la repercusión que puede llegar a tener su vida privada en la sociedad y su estatuto en los actuales medios de información.
   Aunque la premisa resulta indudablemente interesante, el resultado se muestra excesivamente descompensado y, finalmente, fallido. En primer lugar, porque la película no para de dar vueltas sobre su propio eje, aproximándose a cuestiones diversas y dispersas, casi siempre de forma tangencial y epidérmica, exceptuando puntuales destellos de lucidez. La amistad traicionada y la incomprensión del artista, la crueldad en los medios de crítica cultural y la crisis creativa son temas que no solidifican nunca. Pero el gran error se halla en su propia concepción: todo gira en torno al retrato de un personaje, pero, realmente, jamás llegamos a vislumbrar las fracturas emocionales que han provocado su crisis existencial y artística. La creación abrumadora de Joaquin Phoenix trata de insuflar vida a un ser psicológicamente indefinido e incomprensible. El film, de ésta forma, se estanca en la anécdota pintoresca, sin indagar en los vericuetos de un alma supuestamente torturada. Por ello, en multitud de secuencias, nos encontramos con un producto irritantemente exhibicionista, próximo en su búsqueda de morbo a un vulgar reality show, pero distante de los grandes problemas humanos. Affleck prefiere filmar a su compañero vomitando durante dos largos minutos que indagar en cuestiones auténticamente espinosas. ¿Qué lugar ocupa River Phoenix en este relato de traumas y complejos? El gran tabú que hace aún más evidente la impostura de un producto, si bien intrigante y curioso, herido por su afán de escandalizar a toda costa.•


   
     
Comprar en fnac.es
   
Características DVD: Contenidos: Menús interactivos / Acceso directo a escenas / Entrevista con Joaquim Phoenix. Formato:  2:35:1, 16:9. Idiomas:   Castellano e Inglés. Subtítulos: Castellano. Duración: 112 mn. Distribuidora:  Avalon / FNAC. Fecha de lanzamiento: 11 de abril de 2011. 

EXTRAS DVD
:
El DVD incluye, entre las acostumbradas fichas técnica y artística, una serie de jugosos extras. Entre ellos, una entrevista de seis minutos con el protagonista absoluto del filme, Joaquin Phoenix. Además, podremos disfrutar de siete escenas que no llegaron a incluirse en la película y de un final alternativo.
   
       
   

   Ingresar comentario

Valoración media: 5,0

Comentarios: 0

Total de votos: 1


¿Qué valoración le darías a esta película?

Valoración:

Enviar