Ampliar imagen
   
Joseph L. Mankiewicz
     



 
  Nombre completo :
Joseph Leo Mankiewicz.
  Fecha y lugar de nacimiento :
11 de febrero de 1909, Wikes Barre, Pennsilvania (Estados Unidos).
  Fecha y lugar de defunción :
5 de febrero de 1993, en Bedford, Nueva York (Estados Unidos).
  Actividades previas :
inicia estudios de psiquiatría en la Universidad de Columbia; abandona sus estudios para ingresar en el cine como traductor de intertítulos de películas mudas (1929); se incorpora como guionista de films de W.S.Van Dyke, King Vidor y Norman Z. McLeod, entre otros (1929-1944); desarrolla una amplia trayectoria como productor de la Metro-Goldwyn-Mayer, en films dirigidos por Fritz Lang, George Stevens y John M.Stahl, entre otros (1936-1944); rescinde su contrato con la Metro-Goldwyn-Mayer para recalar en la Twentieth Century-Fox, donde iniciará su etapa como director.
  Otras actividades :
productor, guionista y rotulista.
  Premios :
Oscar al Mejor Director por Carta a tres esposas (1948) y por Eva al desnudo (1950); Oscar al Mejor Guión Adaptado por Carta a tres esposas (1948) y por Eva al desnudo (1950); Nominado al Oscar al Mejor Director por Operación Cicerón (1952) y por La huella (1972); Nominado al Oscar al Mejor Guión Original por La condesa descalza (1954); Nominado al Oscar al Mejor Guión Adaptado por Las peripecias de Skipyy (1930), junto con Sam Mintz; León de Oro Honorífico (1987).
     
    Resulta sintomático constatar como Joseph L. Mankeiwicz, el director de una de las películas que mayor número de nominaciones al Oscar ha obtenido —un total de catorce para Eva al desnudo— no haya pasado a la historia por este dato impresionante. Victor Fleming lo hizo por Lo que el viento se llevó o Michael Curtiz por Casablanca. Su consideración traspasa cualquier anécdota en forma de premios o reconocimientos, porque existe un consenso en atribuir a Mankiewicz algunos de los títulos que emanan más dosis de inteligencia en su confección del cine norteamericano de todos los tiempos. Esta sapiencia a la hora de escribir, Joseph Mankiewicz la heredó de su padre Franz, y la compartió con su hermano mayor Herman. El que fuera coguionista y verdadero autor de la génesis de Ciudadano Kane, Herman Mankiewicz, introdujo a su hermano Joseph Leo en la industria americana, primero como traductor de los rótulos de películas europeas y, posteriormente, como guionista y productor. «Tuve la suerte de encontrarme allí en el momento en el que Hollywood hacía venir a estudiantes del George Pierce Baker, de la Yale Drama School. Los productores buscaban escritores dramáticos, jóvenes a ser posible, porque con la llegada del sonoro había que saber escribir diálogos». De esta forma describió el propio Joseph Mankiewicz su ingreso como guionista, destacando en esa época un film que, precisamente, era un homenaje al cine mudo, El pan nuestro de cada día (1934), amén de sus aportaciones en Alicia en el país de las maravillas (1933) y El enemigo público número 1 (1934), entre otros. Durante ocho años, Mankiewicz se refugió en la producción con un contrato que lo vinculaba a la Metro, y que daría obras del calibre de Furia (1936), Woman of Year (1941), The Bride Wore Red (1937) o Las llaves del reino (1944). Una agria discusión entre Louis B.Mayer y Joseph L. Mankiewicz, que implicaba indirectamente a Judy Garland, condujo al segundo a despedirse de la Metro y, acto seguido, a aceptar la oferta de la Fox. Bajo el control de Darryl F.Zanuck, Mankiewicz empezó a dirigir una función que había pospuesto en exceso, sin otra ambición que la de familiarizarse con la técnica, y todo lo concerniente al proceso de rodaje y montaje. Ernst Lubitsch le cedió la realización de El castillo de Dragonwyck, protagonizado por Gene Tierney con quien volvería a coincidir en El fantasma y la Sra. Muir, un relato romántico y fantástico que se muestra como la aportación más válida de los films de la etapa de aprendizaje de Mankiewicz. A partir de Carta a tres esposas, inspirado en una obra de John Klempen, que consta de un episodio más que en la versión cinematográfica, Mankiewiz se reveló como un director-guionista apto para el retrato de personajes femeninos, una de sus debilidades como escritor. Esta extrema exquisitez, sensibilidad y elegancia puestas al servicio de las mujeres tuvo su máxima expresión en Eva al desnudo, una historia cíclica sobre la chica de apariencia frágil y modesta que, en el fondo, encierra unas ansias por alcanzar notoriedad. El momento simbólico en el que Eve Harrington (Anne Baxter) recoge el premio teatral Margot Channing, se convirtió en un presagio al conseguir Eva al desnudo una cifra record de nominaciones. El personaje de María Vargas (Ava Gardner) en La condesa descalza, inspirado en la vida de cenicienta de Margarita Cansino, en arte Rita Hayworth, el de Cleopatra (Elizabeth Taylor) en el film homónimo, o la perturbada existencia de Catherine Holly (Elizabeth Taylor) en De repente, el último verano, completan el abanico de films dirigidos por Mankiewicz en el que la figura de la mujer es el motor emotivo y argumental de los mismos. Una circunstancia que podría ser motivo de equiparación con otro director de actrices como George Cukor, pero el espectro temático y genérico es más amplio en Mankiewiz. Cuando Joseph L. Mankiewiz se había consolidado como director, se apresuró a manejar diversos géneros, como el musical (Ellos y ellas), el espionaje (Operación Cicerón, The Quiet American), el drama racial (Un rayo de luz) y las adaptaciones históricas (Julio César, Cleopatra), recibidos con distinta suerte. Pero, sin duda el realizador de ascendencia alemana abjuró de su trabajo en Cleopatra por las complicaciones surgidas durante el rodaje. Los cambios de dirección —Rouben Mamoulian fue despedido—, la grave enfermedad que padeció Elizabeth Taylor, por aquel entonces casada con el otro protagonista de la función, Richard Burton, y la faraónica elaboración de los decorados y las localizaciones que incrementaron el presupuesto en demasía, hizo que no se estrenara hasta tres años después de su preproducción. Cleopatra se convirtió en un relativo fracaso económico, que aconsejó un receso en la carrera de su director. Amante del teatro, Mankiewicz prestó atención a una serie de obras inspiradas en el Volpone de Ben Jonson que, como ya había hecho con La condesa descalza, adaptó el guión a su propia conveniencia. Estrenado en España con el título de Mujeres en Venecia, supondría un rotundo fracaso en taquilla, al igual que su posterior trabajo, El día de los tramposos, un film revestido de western pero que en el fondo deviene un estudio lleno de cinismo en torno a una serie de bribones recluidos en una prisión federal americana. La despedida del cine de Mankiewicz llegaría con La huella, adaptación de una obra teatral de Anthony Shaffer (Amadeus), que dejaba constancia de su ingenio, lucidez e inteligencia, en una pieza maestra de la interpretación, de la dirección y de la farsa. La huella es, en definitiva, intemporal, como gran parte de la obra de Mankiewicz.
   
     
director  : 1972    Sleuth   [ La huella ]
director  : 1970    There Was a Crooked Man   [ El día de los tramposos ]
director  : 1969    King: A Filmed Record... Montgomery to Memphis
director  : 1967    The Honey Pot   [ Mujeres en Venecia ]
director  : 1963    Cleopatra   [ Cleopatra ]
director  : 1959    Suddenly, Last Summer   [ De repente, el último verano ]
director  : 1957    The Quiet American
director  : 1955    Guys and Dolls   [ Ellos y ellas ]
director  : 1954    The Barefoot Contessa   [ La condesa descalza ]
director  : 1953    Julius Caesar   [ Julio César ]
director  : 1952    Five Fingers   [ Operación Cicerón ]
director  : 1951    People Will Talk
director  : 1950    All About Eve   [ Eva al desnudo ]
director  : 1950    No Way Out   [ Un rayo de luz ]
director  : 1949    House of Strangers   [ Odio entre hermanos ]
director  : 1948    Escape
director  : 1948    A Letter to Three Wives   [ Carta a tres esposas ]
productor  : 1948    Three Godfathers   [ Tres padrinos ]
director  : 1947    The Late George Apley
director  : 1947    The Ghost and Mrs. Muir   [ El fantasma y la Sra. Muir ]
director  : 1947    Somewhere in the Night   [ Solo en la noche ]
director  : 1946    Dragonwyck   [ El castillo de Dragonwyck ]
guionista  : 1944    The Keys of the Kingdom   [ Las llaves del reino ]
productor  : 1942    Cairo
productor  : 1942    Reunion in France
productor  : 1942    Woman of the Year
productor  : 1941    The Wild Man of Borneo
productor  : 1941    The Feminine Touch   [ Huellas femeninas ]
productor  : 1940    Strange Cargo
productor  : 1940    The Philadelphia Story   [ Historias de Filadelfia ]
productor  : 1939    The Adventures of Huckleberry Finn
productor  : 1938    A Christmas Carol
productor  : 1938    Mannequin
guionista y productor  : 1938    The Shining Hour   [ La hora radiante ]
guionista y productor  : 1938    Three Comrades   [ Tres camaradas ]
productor  : 1937    The Bride Wore Red
productor  : 1937    Double Wedding   [ Doble boda ]
productor  : 1936    Love On the Run
productor  : 1936    Fury   [ Furia ]
guionista  : 1935    I Live My Life   [ Yo vivo mi vida ]
guionista  : 1934    Forsaking All Others   [ Cuando el diablo asoma ]
guionista  : 1934    Manhattan Melodrama   [ El enemigo público número 1 ]
guionista  : 1934    Our Daily Bread   [ El pan nuestro de cada día ]
guionista  : 1933    Emergency Call
guionista  : 1933    Alice in Wonderland   [ Alicia en el país de las maravillas ]
guionista  : 1933    Too Much Harmony   [ Cocktail musical ]
guionista  : 1933    Diplomaniacs   [ Diplomanías ]
guionista  : 1932    This Reckless Age
guionista  : 1932    Million Dollar legs   [ A todo gas ]
guionista  : 1932    Sky Bride   [ La novia de azul ]
guionista  : 1932    If I Had a Million   [ Si yo tuviera un millón ]
guionista  : 1931    Sooky   [ Dos soldaditos ]
guionista  : 1931    Skippy   [ Las peripecias de Skippy ]
guionista  : 1931    June Moon   [ Luna de junio ]
guionista  : 1931    Finn and Hattie   [ Me voy a París ]
guionista  : 1930    Fast Company
guionista  : 1930    Only Saps Work
guionista  : 1930    The Gang Buster
guionista  : 1930    Slightly Scarlett   [ Amor audaz ]
guionista  : 1930    Paramount On Parade   [ Galas de la Paramount ]
guionista  : 1930    The Social Lion   [ León de sociedad ]
guionista  : 1930    Sap from Syracuse   [ Muchachos de Siracusa ]
colaboraciones varias  : 1929    The Dummy   [ El pelele ]
intérprete  : 1929    Woman Trap   [ La denuncia ]
productor  : 1928    The Shopworn Angel   [ El ángel pecador ]
productor  : 1923    Fury   [ Los lobos de mar ]
   
     
Comprar en catedra.com
   
Editorial: T&B Editores.
Subtítulo: Un renacentista en Hollywod.
Autor: Christian Aguilera.
Fecha de publicación: enero de 2009.
300 pp. 17,0 x 24,0 cm. Rústica. Contiene
más de 110 fotografías en blanco y negro, filmografía completa, discografía, bibliografía e índice onomástico. 
COMENTARIO (Por Jesús Cortés): Cuando se habla de un libro es bueno dejarse llevar por las sensaciones. Joseph L. Mankiewicz: un renacentista en Hollywood se lee sin mirar cuántas páginas quedan. A su autor, Christian Aguilera, aparte de Joseph Mankiewicz, le gusta reflexionar sobre el cine, cosa no poco importante y nada obvia cuando se trata de escribir un libro sobre el tema.
   Además, está bien escrito, con una soltura que contrasta con el material que trata, el de un director tan cerebral y altivo como Mankiewicz, que imagino invitaría a usar un lenguaje grandilocuente y lleno de cultismos.
   Los diferentes bloques que lo componen son, a diferencia de otros libros de cine, apropiados. La pequeña introducción con datos biográficos, que en la mayoría de libros de cine rellena un hueco y no sirve de mucho, porque nada aporta al conocimiento de la obra de un cineasta, se torna aquí fundamental, pues la formación y el carácter del director condicionan su trabajo en gran medida.
   Los análisis de las películas, en orden cronológico, se componen en su gran mayoría de artículos, lo que permite aseverar que el autor ha pensado en las películas más de una vez, desde distintos ángulos, sin quedarse con una impresión lejana o una rememoración atolondrada de lo que ya conocía. Los hay muy interesantes, sobre todo cuando expresan una valoración personal del film en cuestión, no tanto cuando recopilan datos sobre el origen de cada película o sus avatares de rodaje básicamente porque esos datos ya se encuentran documentados anteriormente, con lo que imagino que son útiles sobre todo al que se acerque por primera vez al cine de Mankiewicz. Personalmente, me quedo con los espléndidos apartados «Los fantasmas y la Señora Muir: radiografía de una película», «Todo sobre Ciudadano Kane» sobre Eva al desnudo (1950) o sobre todo «La versión de Mankiewicz», que ojalá sirva para desterrar de una vez por todas la manida (y nunca probada) acusación de teatral que lleva a cuestas Julio César (1953), una de las más extraordinarias películas que realizó.
   Cada cual tendrá sus preferencias dentro de la obra de Mankiewicz, y en esto es difícil poner de acuerdo a todo el mundo. Creo, por ejemplo, afortunada la reivindicación de Odio entre hermanos (1949), uno de los films más desconocidos de su trayectoria y no por ello menos importante y me parece una oportunidad perdida la muy tibia valoración de People will Talk (1951), que considero una de las mejores películas que hizo. De otras obras se ha hablado y escrito tanto —Eva al desnudo o Cleopatra (1963), por ejemplo— que ya poco se puede decir nuevo, excepto que el tiempo no pasa por ellas y si lo hace es para consolidarlas, ya sea en su perfección o en su mutilada grandeza.
   Christian Aguilera creo que hace bien en plasmar en un buen número de ocasiones el punto de vista del director sobre su obra; quizá sea pertinente al provenir de alguien tan exigente consigo mismo y concienzudo como Mankiewicz. No obstante, creo que ni los mejores cineastas (y aquí se puede incluir a gigantes como John Ford o Sir Alfred Hitchcock, que incluso se empecinaron en rechazar hasta los halagos y restar importancia a sus hazañas) han aportado gran cosa a la consideración de muchas de las obras que rodaron y Mankiewicz no es la excepción. Influyen muchas circunstancias personales, diferencias entre lo que quiso hacer y lo que terminó siendo la película, cuando no (y este es un caso paradigmático) injerencias de producción y cortes en el montaje final, que impiden que sean, no ya objetivos, sino justos con su obra. El trabajo del autor, manejando argumentos sólidos, lejos de lugares comunes y escapando del hagiografismo, procura análisis exhaustivos y, rara virtud, sintéticos, que permiten sopesar sin embargo varias vías de acercamiento (ahí queda su minucioso análisis de La huella como prueba fehaciente), que iluminan la comprensión de los entresijos de la puesta en escena de muchas de las películas de la carrera del director. Ese debería ser el objetivo de cualquier libro sobre cine: conseguir que el lector se haga preguntas y revise sus respuestas, contagiar un entusiasmo o al menos la curiosidad de ver o volver a ver películas.
   En el capítulo estrictamente técnico, echo de menos referencias en las notas finales a títulos originales o de estreno en España, según el caso, de muchas de las películas mencionadas y un mayor despliegue sobre los artículos publicados en revistas sobre el director, siempre difíciles de localizar.
   El libro se completa con un muy interesante anexo de bandas sonoras, un repaso a los proyectos no realizados, unas notas sobre la presencia de Mankiewicz en internet o un curioso capítulo sobre remakes que arrojan luz sobre lo difícil que puede llegar a ser «meterse en los zapatos» de un director de esta envergadura… aunque en la estantería de tu casa haya un premio Nobel.•