Ampliar imagen
   
Jack Sholder
     



 
  Fecha y lugar de nacimiento :
8 de junio de 1945, en Filadelfia, Pennsylvannia (Estados Unidos).
  Actividades previas :
empieza trabajando a los dieciséis años de edad como trompetista, en su ciudad natal, haciendo esporádicas apariciones en conciertos, aunque con la intención de llegar a ser trompetista clásico profesional; compagina su vocación musical con los estudios de Ingeniería Técnica en el Instituto Drexel de Tecnología, pero pronto su vida emprendería un nuevo rumbo; experimenta con la dirección de films amateurs en el Antioch College (1964), bautizados como Diary, Cats & Dogs (galardonado en Chicago y Edimburgo) y The Garden Party; desarrolla labores de montador de televisión en 3-2-1 Contact y The Child Is the Father of the Man, merecedores de sendas nominaciones a los Emmy, el primero de los cuales obtuvo el premio; tras finalizar su ciclo universitario continua montando documentales, como King a Filmed Record ... from Montgomery to Menphis (1970), de Sidney Lumet y Joseph Mankiewicz.
  Otras actividades :
guionista y montador.
     
    Reclutado por Brian Yuzna para la compañía de nuevo cuño Fantastic Factory de Julio Fernández con el fin de dirigir un largometraje autóctono, Arachnid, aunque con un reparto y una distribución para el mercado internacional, Jack Sholder no era ningún advenedizo en el género al aceptar dicha propuesta. Su formación musical le ayudó a forjarse en el montaje, no por cuasualidad uno de los puntos fuertes de sus películas. Sholder, después de montar un film escasamente original de terror adolescente, La quema --en la línea de El tren del terror (1979)--, sorprendió a la audiencia y a la crítica especializada con una cinta de la recién creada New Line de Robert Shaye titulada Solos en la oscuridad. Se trata de un contundente ataque, no exento de ciertas dosis de humor, a las instituciones mentales y a la proliferación de Psycho-killers en las pantallas de medio mundo. Jack Palance, Martin Landau, Dwight Schultz (El equipo A) y Erland Van Lidth (Locos de remate) encarnan a cuatro temibles psicópatas fugados de un manicomio de New Jersey merced al Blackout (apagón) producido en la costa Este. Esta línea argumental serviría a Jack Sholder para conferir un producto tipificado dentro del fantástico norteamericano contemporáneo, aunque sus referentes cinematográficos personales se encuentran más cercanos al cine europeo, en especial, la obra de Renoir y de Truffaut, amén de evidenciar su devoción por Orson Welles, del que toma prestados planos de Sed de mal (1958). Su otro film fantástico de relevancia, The Hidden, llegaría un par de años después de dirigir una secuela del inusitado éxito de la New Line, Pesadilla en Elm Street (1984). Con Hidden, Sholder concebiría un modélico relato de ciencia-ficción excelentemente narrado --en el que un alien va cambiando de cuerpo a su voluntad-- y que el respetado John McNaughton plagiaría para su inconsistente Mutación asesina (1990). Otra excelente idea, 12:01, testigo del tiempo, originalmente concebida como un cortometraje, tuvo la mala fortuna de coincidir con un loable largometraje de la Columbia estrenado entre nosotros como Atrapado en el tiempo (1993). Fue entonces cuando la productora decidió convertirlo en un telefilm, con las restricciones que ello conlleva, aunque consiguiera hacerse con el Premio del público en el Festival de Cine Fantástico de Bruselas de ese mismo año. Sería éste, precisamente, el medio donde se vio inmerso Sholder durante varios años (Natural Selection, The Omen, Generation X), hasta recibir la oferta de hacerse cargo de la segunda entrega de un film de dudosa calidad, Wishmaster (1997). Finalizado el siglo XX, Brian Yuzna, a través de la Fantastic Factory, recuperaría de su ocaso profesional a Sholder para rodar Arachnid. Si bien esta oportunidad para muchos sería desaprovechada, para otros se trata de una estimable aproximación a las series B norteamericanas de los cincuenta. En cualquier caso, el nombre de Sholder volvería a gozar de una libertad de acción y a intentar ratificar las expectativas depositadas durante sus inicios profesionales tras la cámara, que brindarían títulos nada desdeñables en el panorama del fantástico contemporáneo como Solos en la oscuridad y Hidden.
   
     
director  : 2002    Beeper
director  : 2001    Arachnid   [ Arachnid ]
director  : 1998    Whistmaster 2: Evil Never Dies
director  : 1993    12: 01 PM   [ 12: 01, testigo del tiempo ]
director  : 1989    Renegades   [ Dos renegados ]
director  : 1987    The Hidden   [ Hidden, lo oculto ]
director  : 1985    A Nightmare On Elm Street 2: Freddy's Revenge   [ Pesadilla en Elm Street 2: la venganza de Freddy ]
director  : 1982    Alone in the Dark   [ Solos en la oscuridad ]