Ampliar imagen
   
Larry Cohen
     



 
  Nombre completo :
Lawrence G. Cohen.
  Fecha y lugar de nacimiento :
15 de julio de 1941, en Nueva York, Nueva York (Estados Unidos).
  Fecha y lugar de defunción :
23 de marzo de 2019, en Los Ángeles, California (Estados Unidos), a causa de un cáncer.
  Actividades previas :
sus primeros titubeos con el cine se remontan a la edad de doce años cuando tomó prestada de su padre una cámara de 8 mm., que compartiría junto a su hermano, y con la que realizaría su primer borrador cinematográfico. Cohen se haría asistir por camaradas de clase, pagándoles con cómics. Por aquel entonces el joven Larry asistía a todos los rodajes posibles. A los diecisiete años de edad tuvo que ocultar su edad real para poder vender su primer guión para un show televisivo. Larry Cohen fue educado en el City College de Nueva York, donde se graduó en 1963. Al mismo tiempo, actuaba en locales nocturnos haciendo parodias, contando chistes e interpretando diferentes monólogos relacionados con el mundo del cine.
  Otras actividades :
guionista y productor.
  Otros datos :
fundador de la productora Larco.
     
    Larry Cohen es un nombre clave dentro del denominado terror moderno pero también de otras muchas facetas que abarcan el cine y la televisión desde finales de los cincuenta hasta hoy en día. Extraña un tanto que la carrera de Larry Cohen, un judío que ha desarrollado la práctica totalidad de sus trabajos en un país tan influyente como los Estados Unidos, no haya trascendido allende de sus fronteras como uno de los guionistas y directores más prolíficos e innovadores de los últimos treinta años. De su pluma han surgido personajes tan innovadores como los del teniente Colombo, pero sobre todo, historias originales para series tan populares en la incipiente televisión como Los defensores, Los invasores, Night Cry, Branded, y un largo etcétera. Sin embargo, su insistencia en querer dirigir sus propias historias le llevaría hasta la meca del cine, donde desarrollaría algunas de las mismas para sus películas independientes. Tras la realización de su opera prima, Bone, una comedia negra —un género muy frecuentado en sus posteriores películas— semidesconocida, abordaría su film más emblemático, ¡Estoy vivo! —Premio especial del Jurado en el Festival de Avoriaz de 1975—. Cohen se muestra más interesado en el tema de fondo —el aborto— que en la forma de narrarlo, según muchos con un ritmo excesivamente inconexo —constatable más tarde en In-natural—. El film atesora, sin embargo, una fuerza a nivel visual —la escena del nacimiento, los primeros planos del bebé, ... — de agradecer. A pesar de que nunca ha vuelto a repetir un éxito tan rotundo con una de sus películas, como el cosechado por ¡Estoy vivo! —la segunda película de la Warner Bros. en recaudación en aquellos años—, Cohen rodaría un film en el que muchos quisieron ver un panfleto antiabortista —aunque el propio director confesó que estaba a favor de la libre elección—, escatimando los logros de la misma, y dejando patente que la monstruosidad es provocada por la «basura» que nos rodea (alimentación, anticonceptivos, medicamentos, ...). Desde los originales créditos iniciales hasta la excelente persecución en las alcantarillas de Los Angeles, pasando por la inquietante partitura de su amigo Bernard Herrmann y la utilización del gran angular en algunas escenas interiores para mostrar a través del bebé mutante —cortesía de Rick Baker— una realidad distorsionada, ¡Estoy vivo! sobrevive en la actualidad como un clásico indiscutible de la serie B. Los pilares argumentales en los que se sostendrá a partir de entonces el cine de Cohen serán: el nacimiento, la infancia y la maternidad. También la crítica a diferentes estamentos sociopolíticos (The Private Files of J. Edgar Hoover) denunciados de forma alegórica en algunos casos (en Demon, un extraterrestre que llega a Nueva York se cree Dios), en clave humorística (In-Natural) o dramática (¡Estoy vivo!), son la base de un tipo de cine que no se estila hoy en día. De entre toda la filmografía de Cohen, La serpiente voladora, junto a Demon (al igual que ¡Estoy vivo!) cosechó el Premio especial del Jurado en el Festival de Avoriaz de 1977), es el film que más defensores ha tenido. El film sobre el pterodáctilo instalado en el emblemático edificio Chrysler neoyorquino sembrando el caos y la confusión en una ciudad infestada de negocios turbios (El padrino de Harlem, La ambulancia, Hot city), llevaría alternativamente en su título original la inicial Q, referida a los dos protagonistas: Quinn (Michael Moriarty, su actor fetiche) y Quetzalcoalt (el dios sagrado de la mitología azteca). En definitiva, nos encontramos ante un cineasta coherente, cuya visión global y nada simplista de su obra resulta cuanto menos gratificante cuando se adopta una actitud meramente revisionista que posibilite extraer lo mejor (generalmente, las ideas) de un amplio abanico de propuestas fílmicas.
   
     
   

ENTREVISTA A LARRY COHEN
 
Por Alex Aguilera y Ray Zapatero
Cinearchivo: En primer lugar, háblame de Night Cry, de William L. Stuart, la novela en la que te basaste para el personaje de Colombo. Creo que fue adaptada anteriormente por Otto Preminger para Al borde del peligro, una excelente cinta de cine negro con Dana Andrews y Gene Tierney de protagonistas.
Larry Cohen:   Sí, era la misma historia. Me dieron la novela y les dije que de ella ya se había hecho una película, a lo que ellos me respondieron que no. Yo insistí en que sí, que se había hecho una película con Dana Andrews y Gene Terney titulada Al borde del peligro, y ellos seguían insistiendo en que no, así que escribí la adaptación para la televisión. En muchos aspectos la película es mejor. Entonces tenía diecinueve años y era de las primeras cosas que escribía.
 
CA: ¿El personaje de Colombo está basado entonces en esta novela?
LC :Sí, ya estaba en ella, pero como un personaje diferente, un informador de las calles mucho más siniestro. Obtuvo un gran éxito como personaje secundario. Cuando escribí Colombo lo cambié para adaptarlo, así que no puedo decir verdaderamente que tuvieran una conexión real.
 
CA: ¿Crees que aún están vigentes las series en las que participaste de forma activa en los sesenta? Hablo de The Defenders, The Nurses, Branded o The Invaders.
LC: Algunas tienen más vigencia que las que se hacen hoy en día. Son buenas, a veces las veo y me sorprende lo buenas que son, especialmente The Defenders.
 
CA: ¿Llegaste a trabajar con alguno de los miembros de la llamada Generación de la Televisión: John Frankenheimer, Robert Mulligan, Martin Ritt, Arthur Penn, Franklin Schaffner o Sidney Lumet?
LC: Me encontré con John Frankenheimer y estuvimos hablando de hacer juntos Cellular, pero no salió adelante. Trabajé en The Moon and Sixpence (1959), que dirigió Robert Mulligan con Lawrence Olivier. No la escribí, pero participé en la producción. Y escribí El abogado del diablo para Sidney Lumet. Los grandes directores de la televisión no tenían carrera en el cine cuando yo empecé, así que no tuve mucha oportunidad de trabajar con ellos.
 
CA: ¿No crees que fue una generación irrepetible?
LC: No eran tan buenos, están sobrevalorados. Los programas de HBO de hoy son mejores que los que se hacían antes.
 
CA: ¿Y como directores de cine?
LC: Sí, todos son buenos directores que han hecho algunas películas buenas, pero no todas lo son. John Frankenheimer por ejemplo también tiene películas muy malas, pero en general fue una buena época. En los cincuenta, los sesenta y los setenta las películas eran más inteligentes, estaban mejor escritas e iban destinadas a públicos adultos, no como ahora, que sólo son para niños.
 
Un fotograma de Estoy vivo!, uno de los films mas rentables de Larry Cohen CA: ¿Me podrías aclarar lo del éxito de ¡Estoy vivo! (It’s Alive!, 1973)? Tengo entendido que en 1973 la Warner estrenó la cinta con tan solo 55 copias y evidentemente no funcionó. Cuatro años más tarde cambió el equipo directivo y tú impulsaste un nuevo reestreno.
LC: Sí, y fue un gran éxito. Entonces no había vídeo. Hoy no podría haberse hecho porque hubiera salido en vídeo a los seis meses. Los directivos de la Warner Bros. la vieron, se lo replantearon, y decidieron darle a la película una nueva oportunidad, con promoción y trailers, así que se estrenó otra vez y fue un éxito total, tanto que hubiera podido retirarme en ese momento. Es algo que ha pasado muy pocas veces en la historia del cine.
 
CA: ¿Tenías claro que habría una secuela próximamente? Lo digo por la última frase del film: «Ha nacido otro bebé en Seattle».
LC: Hay dos secuelas de la película y ahora habrá un remake que se va a rodar en Bulgaria, pero yo no lo dirigiré. Cuando terminé el primer filme sí que esperaba que la hubiera, pero cuando vi que no gustó creí que era el final. Pero seguí insistiendo, así que cada vez que la Warner Bros. cambiaba de gerencia allí estaba yo, pero todos me decían que estaba perdiendo el tiempo y que nunca iban a hacer otra película de ella. En Europa sin embargo obtuvo un gran éxito. Ganó un premio en el Festival Fantástico de Avoriaz. Fui a la Warner Bros. en Hollywood, les dije que había ganado un premio en Francia y me respondieron que no les importaba y que me olvidara de ello. También obtuvo un gran éxito en Asia. Por ejemplo, en Singapur fue el segundo título más taquillero de la Warner Bros. en toda su historia. La única película que había tenido más éxito que ¡Estoy vivo! había sido My Fair Lady. Así que regresé a la Warner Bros. de Hollywood y les dije: “Mirad, en Singapur es la película con más éxito en la historia de los estudios. A lo que ellos me replicaron: «¡Lárgate de aquí, Singapur nos importa un pimiento!». Dos años después regresé, y como había gente nueva, conseguí convencerlos para que vieran la película. Nunca debes rendirte.
 
CA: Por cierto, tanto la banda sonora como los créditos me parecen excelentes. ¿Con qué material de Bernard Herrmann contaste para esta segunda parte, ya que Benny había muerto dos años antes de su realización?
LC: Bueno, un amigo suyo, Larry Johnson, usó su música, la arregló y le dimos el dinero a su viuda.
 
CA: Tengo que decir, sin embargo, que el film con el que te descubrí fue Demon (God Told Me To, 1976), y aún hoy creo que es tu trabajo como director más acertado. Me gusta la ambivalencia/dicotomía del personaje (Tony Lo Bianco) y la historia en sí.
LC: Sí, mucha gente lo cree. Es la película mía que más ha gustado.
 
CA: Es un tipo de realismo terrorífico muy bien tratado, al estilo de El exorcista o La profecía. ¿No crees que hoy en día «matar en nombre de Dios» es una práctica demasiado extendida en nuestra civilización?
LC: Bueno, es eso se basa el terrorismo islámico que pone bombas, ¿no?, se suicidan en nombre de Dios. Pero eso siempre ha pasado, ha habido muchos asesinatos en nombre de Dios. Los cristianos también han matado en su nombre. La religión ha sido responsable de muchos asesinatos durante años. Si quieres ver violencia ves al museo a ver arte religioso, todo lo que verás es gente muriendo y atravesada por flechas, muy lleno de sangre. La Biblia es uno de los libros más violentos de la Historia. En un capítulo, Dios mata a toda la población de la Tierra. Y también de la historia de los accidentes, como cuando mata a los niños. ¿Por qué tiene que matar a todos esos bebés? Es tan feo y tan cruel… ¿Por qué no mata a los adultos? No hay nada más terrorífico que las páginas de la Biblia.
 
 CA: El nacimiento, la infancia y la maternidad, ¿son tres pilares en tu obra?
 LC: Sí, hay mucho de bebés en mis películas. En Demon, ¡Estoy vivo!, Daddy's Gone A Hunting... 
 
CA: También en Sin salida (Perfect Strangers, 1984)
LC: Sí, iba de un bebé de dos años que era un asesino. Los bebés tiene mucho que ver con mi cine. En Acoso a la intimidad también había uno, estoy obsesionado con ellos. ¿Has visto el episodio de Masters of Horror Pro-life, de John Carpenter? Es terrible, va de un niño monstruo. Es como ¡Estoy vivo!, terrorífico…
 
CA: Se te ha acusado de hacer películas un tanto atropelladas, inconexas. Pensando en ello tan solo me acuerdo de un par de títulos: The Stuff (1985) y La bruja de mi madre (Wicked Stepmother, 1989). Por el contrario, me gusta cuando utilizas el gran angular, como en las secuencias del hospital de ¡Estoy vivo! y también en Demon.
 LC: Sí, me gusta utilizarlo.
 
 CA: ¿Cuándo fundaste la productora Larco? ¿Lo hiciste en solitario oUltima llamada, dirigida por Joel Schumacher, parte de un guion de Larry Cohen tuviste algún socio?
 LC: No, es mi propia compañía. La fundé yo solo hace cuarenta años.
 
 CA: ¿Te sientes reconocido de alguna forma cuando por diferentes motivos las grandes productoras han recurrido a ti para la guionización de series A, caso de Última llamada, Cellular y, en menor medida, Captivity?
LC: Bueno, compran mis guiones, lo que es bonito, y lo agradezco. Preferiría hacer mis propias películas, pero es más fácil tomar el dinero.
 
 CA: ¿«Tomar el dinero y correr»?
 LC: Tomar el dinero y hacer otra. Siempre hay otra película esperando.
   
     
argumentista  : 2004    Cellular   [ Cellular ]
guionista  : 2002    Phone Booth   [ Última llamada ]
director  : 1997    Original gangstas
guionista  : 1990    Maniac Cop 2
director y guionista  : 1990    The Ambulance
director  : 1989    Wicked Stepmother
guionista  : 1988    Maniac Cop   [ Maniac Cop ]
director-prod. y guionista  : 1987    Return to Salem's Lot
guionista  : 1987    Best Seller   [ Best Seller ]
director  : 1986    Deadly Illusion
director-prod. y guionista  : 1986    It´s Alive III : Island of the Live   [ La isla de los vivos ]
director-prod. y guionista  : 1985    The Stuff   [ In Natural ]
director y guionista  : 1984    Perfect Strangers   [ Sin salida ]
director y guionista  : 1982    Q / The Winged Serpent   [ La serpiente voladora ]
director-prod. y guionista  : 1981    Full Moon High
guionista  : 1979    The American Success Company
director-prod. y guionista  : 1978    The Private Files of J. Edgar Hoover   [ Los archivos secretos de J. Edgar Hoover ]
director-prod. y guionista  : 1977    Demon / God Told Me To
intérprete  : 1974    Alice Doesn't Live Here Anymore   [ Alicia ya no vive aquí ]
director-prod. y guionista  : 1974    It's Alive!   [ ¡Estoy vivo! ]
guionista  : 1970    El condor   [ El cóndor ]
guionista  : 1966    Return of the Seven   [ El regreso de los siete magníficos ]