II FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINEMA DE BARCELONA 2018
Lejos de un glamour que identifica otro tipo de certámenes ubicados, generalmente en las zonas costeras (Cannes, Venecia, Sitges, …), la segunda edición del Festival de Cinema de Barcelona Sant Jordi basa su razón de ser en tres ejes que lo vertebran: el cine, la literatura y la historia. Cada una de ellas con su propio significado en este ecosistema audiovisual que empieza a decaer en su concepto inicial. Si bien, el cine fue inventado para socializar a masas ávidas de nuevas sensaciones, diversas plataformas buscan individualizar ese aspecto primigenio para dar paso a un consumo cada vez menos contenido. Ello pasa inclusive en certámenes cercanos en el tiempo, e incluso, solapándose con el que nos ocupa –caso del Festival de Cine de Autor de Barcelona-. En este sentido, el BCN FILM FEST recupera ese sentido por el compartir historia(s), libros en forma de películas
En estreno
 
ESPECIAL PETER HYAMS, PARTE I (1974-1986)
En el año que se conmemora el cincuentenario del estreno de 2001: una odisea del espacio (1968), además de publicar un dossier dedicado al film dirigido por Stanley Kubrick, hacemos lo propio en relación a la obra del realizador igualmente neoyorquino que se encargó de situarse tras las cámaras de 2010: odisea dos (1984). Su nombre, el de Peter Hyams, quizás no resulte demasiado familiar para buena parte de los
TERRY GILLIAM, A VUELTAS CON DON QUIJOTE
Cinco años sin estrenar una sola producción cinematográfica era demasiado tiempo para un cineasta de setenta y siete años como Terry Gilliam. El único miembro norteamericano de los ex Monty Python regresa a la gran pantalla con El hombre que mató a Don Quijote (2018), un proyecto maldito desde que Gilliam quiso convertirlo en película hace varios lustros y que se presentó de manera oficial en el pasado Festival de Cine de Canes. El recuento de anuncios de inicio de rodaje y el de desmentidos en torno a
50 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES '017
Si por algo se caracteriza un Festival como es el de Sitges en Octubre, alargando la temporada veraniega, es el de su localización, aislada de cualquier vestigio de urbanismo y actualidad fuera del estrictamente cinéfilo -término dicho sea de paso que no es del agrado de un servidor-.
EL BLURAY DEL MES: «ELLE» (2017)
Michèle Leblanc arrastra consigo un tormentoso pasado. Instalada en la cincuentena, Michèle ha tratado de rehacer su vida para que el peso del pasado no la resulte insoportable. Sin embargo, la madura mujer sufre el ataque de un encapuchado en su propio domicilio hasta el punto que la viola. En un momento dado, cuando sufre un segundo ataque Michèle, copropietaria de una empresa de tecnología digital relativa a los vídeojuegos, lo pone en conocimiento de su círculo de amistades, incluyendo a su ex pareja y padre de su único hijo varón, Richard, un escritor frustrado por la falta de éxito. Entre los sospechosos de haber cometido la agresión sexual se encuentra uno de los jóvenes empleados de la empresa que Michèle y Anna comparten propiedad. Entre tanto, Michèle mantiene una furtiva relación sexual con Robert, el marido de Anna.
LA BANDA SONORA DEL MES: «THE BGF» (2016)
Si tomamos un intervalo temporal relativamente breve —de unos cuantos meses— podemos valorar la función de la música en el cine de Steven Spielberg contando con compositores distintos, un ejercicio que rara vez podríamos llevar a cabo al referirnos a la obra del cineasta
EL LIBRO DEL MES: «THE MAKING OF STANLEY KUBRICK'S 2001: A SPACE ODYSSEY» (ESPECIAL 2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO)
Una nota informativa fechada el 23 de febrero de 1965 con membrete de la Metro-Goldwyn-Mayer llevaba el siguiente encabezamiento: «Stanley Kubrick to Film Journey Beyond the Stars in Cinerama for MGM». En su contenido de dos hojas de color amarillento mecanografiadas se daba varias pistas por dónde se dirigía una producción de la que aún despejar numerosas incógnitas. Era el punto de partida de un
II FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINEMA DE BARCELONA 2018

 


Crónica de Àlex Aguilera

   Lejos de un glamour que identifica otro tipo de certámenes ubicados, generalmente en las zonas costeras (Cannes, Venecia, Sitges, etc.), la II edición del Festival de Cinema de Barcelona Sant Jordi, celebrado entre los días 20 y 27 de abril de 2018, basa su razón de ser en tres ejes que lo vertebran: el cine, la literatura y la historia. Cada una de ellas con su propio significado en este ecosistema audiovisual que empieza a decaer en su concepto inicial.

   Si bien el cine fue inventado para socializar a masas ávidas de nuevas sensaciones, diversas plataformas buscan individualizar ese aspecto primigenio para dar paso a un consumo cada vez menos contenido. Ello pasa inclusive en certámenes cercanos en el tiempo, e incluso, solapándose con el que nos ocupa –caso del Festival de Cine de Autor de Barcelona-. En este sentido, el BCN FILM FEST recupera ese sentido por el compartir historia(s), libros en forma de películas su lema es el de que el film a veces puede ser igual o mejor que el libro en el que se basa, y, en definitiva cine que nos haga reflexionar. Un hecho diferenciador también con otros Festivales es el de su componente educativo, teniendo como objetivo final el de las Escuelas y sus Alumnos como destinatarios de esos mensajes o conocimientos que escapan generalmente en un área temática cada vez más politizada. El sello EDUCACINE es el benefactor de esta más que loable iniciativa que esperemos no caiga en saco roto.
    Abstrayéndose de los conflictos sociales y culturales que los hay, aunque de manera soterrada de la ciudad condal, el complejo de salas de cine Verdi abrió sus puertas y asimismo su alfombra roja el día 20 de abril con motivo de una de las muchas premières que se pudieron degustar a lo largo de ocho días en pleno corazón del barrio de Gràcia (la cual tuvo una sección de comedia dedicada a su nombre). Abrió las puertas a La sociedad literaria y el pastel de piel de patata. Al parecer una sobria cinta romántica muy del gusto de su director, el solvente y veterano Mike Newell, quien tuvo el honor de presentarla junto a sus productores.
Dotada como tantos otros festivales de una Sección Oficial a Concurso, y a falta de un consenso más generalizado, de una No Competitiva, las cintas tuvieron una aceptación notable dando así una valoración más que positiva a la mejor sección del certamen, aquella que tiene su labor más pedagógica y ajustada en su programación. Títulos seleccionados a consciencia ayudándose de su propia promoción y disponibilidad de copias ajenas y teniendo en cuenta su vínculo literario e histórico, pudimos visionar la mitad de la docena que competían por alzarse con el galardón final. Una cifra justificada y acertada, a la vez.
   Entre esos títulos, todos ellos de buena calidad, destacaríamos ese falso Biopic centrado en la efímera rivalidad entre Borg-McEnroe en un casting muy meditado; el documental Maria By Callas, segunda aproximación al mito de la cantante de ópera, ya fallecida; la esperada Rebelde entre el centeno, dando a conocer mejor al verdadero J.D. Salinger, autor de la novela; la interesante y nada tediosa 7 días en Entebbe a decir verdad, un preestreno encubierto; la acomplejada Música del silencio, a mayor gloria de Andrea Boccelli, el prodigioso cantante y compositor invidente, la cual se sirve de un posible mercado anglosajón para no rodarla en su lengua materna, el italiano, y a la vez no identificar claramente al joven protagonista como el auténtico Boccelli; Mary Shelley, a la postre ganadora, justamente, del premio mayor, por la sublime ambientación e interpretación que hacen sus respectivos actores de la vida de la célebre escritora de Frankenstein, de sus allegados y círculos próximos que tanto influyeron en ella. Parece ser que incluso alguien se acreditó tan solo para ver esta cinta de época. Errores de juventud o snobismo acentuado. Daría para un debate como el que se produjo al final de una de las proyecciones en torno a la figura de Shelley.
   Dejamos para el final la que para uno ha sido, sin dudas, la mejor cinta de esta sección Oficial, El escándalo Ted Kennedy. Un acontecimiento (histórico) muy poco conocido en el que uno de los hermanos supervivientes de JFK, Ted, vivió toda su vida el recuerdo de cuando sufrió un accidente de automóvil en el que falleció una de las secretarias de su desaparecido hermano Bob. El suceso descrito con todo lujo de detalles tuvo lugar en 1969, dos días antes del primer alunizaje por parte de los estadounidenses. Pioneros también en mostrar toda una gama de hechos consumados, mostrándolos sin pudor y con una ferviente auto crítica. Más aun, describiendo pasajes del todo insospechados por parte del clan Kennedy. Con todo, una memorable cinta de John Curran, quien tuvo la caballerosidad de presentarla, aunque su figura pareció pasar un tanto desapercibida cara a los medios.
   Arte en el Cine fue otra de las Secciones en las que nos refugiamos para suerte nuestra, pues, pudimos aproximarnos sin tapujos ni vendas a dos creadores singulares del pasado siglo: Vincent Van Gogh y Michelangelo Merisi, más conocido como Caravaggio. Dos profetas de lo tangible que dedicaron sus vidas al Arte con mayúscula con unas consecuencias personales trágicas. Excelentes retratos en tono documental.
   Sendos ciclos homenajeando a Ingmar Bergman, en conmemoración del centenario de su natalicio —con media docena de sus mejores obras, alguna de ellas bastante conocidas como El séptimo sello (1956) El manantial de la doncella (1959)— en copias restauradas y de alta calidad, y al mencionado Cine con Grácia, con títulos como El fútbol o yo previa a la Final de la Copa del Rey que enfrentó al Sevilla CF y el FC Barcelona, la gala Mi familia del Norte o la laureada aquí y en el Festival de Málaga, Mi querida cofradía, sellaron secciones paralelas necesarias pero no imprescindibles como reza el cartel que presenta la sección retrospectiva.
   En el tintero nos dejamos, no por ganas, de ver la revisitación de El vuelo de la paloma (1989) o la clausura con la inédita hasta la fecha 4 de mayo en la carrera por los Oscar® al Mejor Actor para Denzel Washington, Roman J. Israel, Esq. Para mejor ocasión la dedicada a la Zona abierta, con estrenos televisivos como El nom o Les distàncies. Una imposición o una cuota de pantalla negociable que abre el camino a las series con contenido de indudable interés tan solo para un segmento del público.
   La cita está abierta. El paso está dado. El Festival de Barcelona debe esperar a que otros Ayuntamiento de Barcelona, Diputació de Barcelona, público y demás entidades colaboradoras lo acompañen en este peregrinar por unas proyecciones y debates que se nos antojan esenciales, dejando de lado quimeras sin resolver.•

 

 PALMARÉS  

 

 


TÍTULOS DE LA SECCIÓN A COMPETICIÓN

Premio del Jurado a la Mejor Película

MARY SHELLEY  de Haifa Al-Mansour

Premio de la Crítica ACCEC a la Mejor Película 

CAMBIO DE REINAS de Marc Dugain
 
Premio a la Mejor Comedia de la sección Cinema amb Gràcia
 

MI QUERIDA COFRADÍA de Marta Díaz de López Díaz
 
Premio EDUCACINE

REBELDE ENTRE EL CENTENO  de Danny Strong

 
Premio Especial Castell de Peralada a la Mejor Música 

CAMBIO DE REINAS de Marc Dugain