II FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINEMA DE BARCELONA 2018
Lejos de un glamour que identifica otro tipo de certámenes ubicados, generalmente en las zonas costeras (Cannes, Venecia, Sitges, …), la segunda edición del Festival de Cinema de Barcelona Sant Jordi basa su razón de ser en tres ejes que lo vertebran: el cine, la literatura y la historia. Cada una de ellas con su propio significado en este ecosistema audiovisual que empieza a decaer en su concepto inicial. Si bien, el cine fue inventado para socializar a masas ávidas de nuevas sensaciones, diversas plataformas buscan individualizar ese aspecto primigenio para dar paso a un consumo cada vez menos contenido. Ello pasa inclusive en certámenes cercanos en el tiempo, e incluso, solapándose con el que nos ocupa –caso del Festival de Cine de Autor de Barcelona-. En este sentido, el BCN FILM FEST recupera ese sentido por el compartir historia(s), libros en forma de películas
En estreno
 
ESPECIAL PETER HYAMS, PARTE II (1988-2013)
Para esta segunda y última parte del dossier Peter Hyams (n. 1943) de cinearchivo.net atendemos a la etapa en que el cineasta neoyorquino se mostró más proactivo dentro del género de las action movies, en ocasiones estableciendo vínculos con
EN EL CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE INGMAR BERGMAN
Uno de los cineastas europeos más influyentes de la Historia del Séptimo Arte, el sueco Ingmar Bergman hubiera cumplido los 100 años el próximo 14 de julio. Fallecido hace casi once años, Bergman dejó un legado, al margen de sus contribuciones al mundo del teatro y de la televisión, de una cuarentena de largometrajes, algunos de los cuales laureados en diversos certámenes internaciones y en la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos. A expensas que el próximo año se publique en cinearchivo.net un Especial Bergman con el
50 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES '017
Si por algo se caracteriza un Festival como es el de Sitges en Octubre, alargando la temporada veraniega, es el de su localización, aislada de cualquier vestigio de urbanismo y actualidad fuera del estrictamente cinéfilo -término dicho sea de paso que no es del agrado de un servidor-.
EL BLURAY DEL MES: «EN REALIDAD, NUNCA ESTUVISTE AQUÍ» (2017)
Joe, un ex marine fornido de cuarenta y ocho años, acaba de realizar su último trabajo en Cincinatti, en el estado de Ohio. Las previsiones han fallado, pero regresa a Nueva York para realizar un nuevo encargo. En este caso se trata del secuestro de Nina, la hija de un aspirante a senador llamado Votto. A través de McCleary, Joe recibe una pista que puede conducirle hasta el paradero de la adolescente, de la que se
LA BANDA SONORA DEL MES: «THE BGF» (2016)
Si tomamos un intervalo temporal relativamente breve —de unos cuantos meses— podemos valorar la función de la música en el cine de Steven Spielberg contando con compositores distintos, un ejercicio que rara vez podríamos llevar a cabo al referirnos a la obra del cineasta
EL LIBRO DEL MES: «THE MAKING OF STANLEY KUBRICK'S 2001: A SPACE ODYSSEY» (ESPECIAL 2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO)
Una nota informativa fechada el 23 de febrero de 1965 con membrete de la Metro-Goldwyn-Mayer llevaba el siguiente encabezamiento: «Stanley Kubrick to Film Journey Beyond the Stars in Cinerama for MGM». En su contenido de dos hojas de color amarillento mecanografiadas se daba varias pistas por dónde se dirigía una producción de la que aún despejar numerosas incógnitas. Era el punto de partida de un
LA ESCRITURA (IN)VISIBLE

Editorial: UOC (Universitat Oberta de Catalunya). 
Subtítulo: 50 películas esenciales
para estudiar el cine clásico.
Autores: Rubén Higueras Flores
y Aarón Rodríguez Serrano.
Fecha de publicación: marzo de 2018.
202 pp. 13,0 x 21,0 cm. Tapa blanda.

Superada la veintena de títulos publicados hasta la fecha, la colección «Filmografías esenciales» de la editorial UOC tiene la virtud de aglutinar en su colección voces críticas muy dispares entre sí, alguna tan prolífica como la de Rubén Higueras Flores, acompañado para dar cabida al ensayo La escritura (invisible): 50 películas esenciales para estudiar el cine clásico  (2018) de Aarón Rodríguez Serrano. Ambos están vinculados al ámbito académico, habituados a manejar ingentes fuentes bibliográficas que han servido, a través de las citas y reproducciones de párrafos, para enriquecer una obra que pretende ofrecer al lector las claves de esa escritura cinematográfica que puede pasar desapercibida en un primer visionado en un medio en que la imagen deviene tan poderosa. Higueras y Rodríguez establecen para su ensayo cinematográfico una especie de paradigmas, en número equivalente a cincuenta —ciñiéndose así a la estructura de la colección— que abarca, a efectos cronológicos, desde la canónica Sin novedad en el frente (1930) hasta Escrito sobre el viento (1956). Principio y fin de una lista en que se contabilizan títulos de buena parte de los directores más preeminentes del cine clásico norteamericano —King Vidor, John FordCharles Chaplin, Mervyn LeRoy, William A. Wellman, Billy Wilder, Fritz Lang, Joseph L. Mankiewicz, George Cukor, etc.—, cada uno con sus peculiaridades, de sus trazos distintivos, aunque el tándem Rodríguez-Higueras evita —por limitación de espacio— sacar a relucir aspectos de los mismos quizás con la salvedad del análisis de Capricho imperial (1934), dirigida por Josef Von Sternberg.
   A falta de un hipotético complemento en forma de monografía en que se analicen medio centenar de títulos del cine silente, el periodo mudo es referenciado en La escritura (invisible), entre otros,  en los apartados dedicados a Luces de la ciudad (1931) —un ejercicio a contracorriente en los tiempos modernos merced al empeño de su «hombre orquesta» Charles Chaplin—, King Kong (1933) y Furia (1936), estas últimas influidas en su montaje por el cine soviético, preferentemente el elaborado por Serguéi M. Eisenstein (El acorazado Potemkin, Octubre). No en vano, a Eisenstein se le catalogó de «padre del montaje cinematográfico» mientras la sintaxis cinematográfica recayó esencialmente en la figura de David W. Griffith, de cuya obra asimismo Higueras y Rodríguez advierten influencias en films como King Kong, título esencial del cine fantástico, género que palidece en número frente a las comedias, (melo)dramas y westerns que se dan cita en este ensayo de corte académico y, por consiguiente, alineado con el propósito de la colección de marras sufragada por la división editorial de la Universitat Oberta de Catalunya.
    Transitar por los títulos propuestos por la pareja de profesores, historiadores y críticos cinematográficos es tanto como (re)encontrarse con buena parte de las cimas del Séptimo Arte a lo largo de algo más de un cuarto de siglo de su historia, con una enmienda a dejar constancia del papel que jugaron producciones del calado de Detour (1946) dentro de esa serie B afincada en el noir, auténtico laboratorio apto para la experimentación, “inventando” nuevos caminos a seguir fuera de la arteria principal sujeta a la ortodoxia. Así pues, Higueras y Rodríguez procuran enfatizar la importancia de esta serie de B Movies con las que el aficionado al Séptimo Arte está menos familiarizado, y que operando fuera de las majors contribuirían a mineralizar un suelo creativo que requirió del concurso de directores, directores de fotografía, diseñadores de producción y guionistas, pero también de intérpretes como Barbara Stanwyck, a la que los autores de la presente monografía dan una notable importancia para los logros alcanzados con  Stella Dallas (1935), punto de encuentro con un King Vidor que firmó una de sus grandes obras sobre la base de un texto que acabaría convirtiéndose en un auténtico cliché. A medida que la lectura avanza y nos situamos en las últimas páginas de La escritura (in)visible las películas pasan de la amplia paleta de grises que dominó la emulsión en los años treinta al color con la que se vistieron infinidad de producciones de los cincuenta con acompañamiento, en un considerable porcentaje, del formato panorámico. Son los casos de El hombre de Laramie (1955), Rebelde sin causa (1955), Centauros del desierto (1956), Los diez mandamientos (1956) y Escrito sobre el viento, el repóquer de títulos que coloca el cierre a esta interesante pieza ensayística, vitaminada con multitud de referencias a libros de memorias, monografías de directores, volúmenes genéricos e incluso textos contenidos en revistas del prestigio de Contracampo. Botón de muestra de ese “trabajo de campo” arbitrado por Higueras y Rodríguez, en paralelo al (re)visionado de títulos que, en su inmensa mayoría,el paso del tiempo los ha colocado en el «Olimpo de los clásicos» o, en su defecto, el de las cult movies, caso de la citada Detour o La mujer pantera (1942).•
 
Christian Aguilera