40 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE DE TERROR DE MOLINS DE REI '21
Despojado de cualquier etiqueta que pueda llevar a engaño, se celebró en la ciudad del Baix Llobregat, de forma presencial entre el 7 y el 17 de noviembre del presente año, la edición XL del conocido popularmente como Terrormolins. Un evento en sí mismo que amplía horizontes año tras año y que intenta desmarcarse de la ampulosidad de certámenes de mayor envergadura. Este año, celebrando el 40 aniversario y 48 años después de su primera presencia en forma de Maratón de 16 horas de cine de terror —una de las pioneras a nivel europeo— en 1973 —curiosamente fecha en la que aparece acreditada la producción “encontrada” de
En estreno
 
ESPECIAL «JOHN FRANKENHEIMER REVISITADO» (PARTE I, 1957-1977)
El próximo verano se cumplirán veinte años del fallecimiento de John Frankenheimer (1930-2020). Coincidiendo con la salida al mercado del libro publicado por el sello Kane Ediciones que está llamado a convertirse en una obra de referencia sobre la obra del cineasta neoyorquino, en cinearchivo.net damos cabido a un Especial John Frankenheimer revisitado con la publicación de artículos complementarios al dossier que vio la luz en nuestra web en febrero y marzo de 2011. Entre estos artículos computa el referido precisamente al contenido de John Frankenheimer: un francotirador en Hollywood (Kane Ediciones, 2021), escrito por Christian Aguilera dentro de la colección de la publicación de nuevo cuño titulada «La generación de la televisión», a mayor gloria de los realizadores surgidos de la pequeña pantalla que dieron el salto al medio cinematográfico entre mediados los años cincuenta y principios de los sesenta. Para esta primera parte del Especial analizamos los catorce primeros largometrajes de Frankenheimer, incluido Sueños prohibidos (1973), un título prácticamente invisible que forma parte del cuerpo análisis de la monografía de Christian Aguilera, cuya publicación sirve de "excusa" para regresar sobre la obra de uno de los mayores talentos del cine norteamericano de la segunda mitad del siglo XX.
EN LA MUERTE DE DEAN STOCKWELL
Aunque la noticia se dio a conocer a los medios de comunicación el martes 9 de noviembre, Dean Stockwell (1936-2021) falleció el domingo día 7 de noviembre en su hogar de California. Según reza el comunicado oficial de la familia, «lo hizo de forma plácida mientras dormía». Intérprete desde muy temprana edad, Dean Stockwell permaneció activo en el mundo audiovisual por espacio de siete décadas, llevando a cabo una intensa actividad indistintamente en la televisión y en el cine. Stockwell participó en films dirigidos por David Lynch --Dune (1984), Terciopelo azul (1986)--, Jonathan Demme --Casada con todos (1988), cuyo papel le valió su única nominación al Oscar en calidad de secundario, y El mensjaero del miedo (2004)--, Dennis Hopper --The Last Movie (1971)-- y Wim Wenders
54 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES '21
Entre el 7 y el 17 de octubre de este año, se celebró la quincuagésima cuarta edición del Sitges Film Festival, como gusta internacionalizar a este emblemático certamen ubicado desde sus inicios en la blanca subur. Eso sí, autoproclamarse uno mismo como número uno del sector no es algo que podamos llamar falsa modestia, más bien autocomplacencia. Seremos los informadores y periodistas los que tengamos que elevar a dicha categoría esta verdad tangible en cifras y en número de proyecciones. Lo de la calidad es harina de otro costal.
FELLINI DE LOS ESPÍRITUS (2020)
Documental que explora en aspectos poco conocidos o que apenas han trascendido de la personalidad de Federico Fellini, cineasta nacido en Rimini en 1920 y fallecido en 1993. Imágenes de la celebración del funeral de estado de Fellini sirve de punto de partida a esta pieza cinematográfica que se suma a la conmemoración del centenario del natalicio de uno de los cineastas más influyentes de su época.
JOKER (2019)
Tras la sorpresa causada por la obtención del León de Oro del Festival de Venecia de este año, 2019, la película de Todd Phillips ha llegado a las pantallas para que el espectador pueda por fin comprobar cómo un film adscrito, en principio, a un género tan codificado como el de los superhéroes (cabe recordar que el Joker es popularmente conocido como el máximo rival y supervillano de
STAR WARS: LOS ARCHIVOS (EPISODIOS I - III: 1999-2005) (ESPECIAL GEORGE LUCAS)
En la convención de Star Wars celebrada en 1987, coincidiendo con el décimo aniversario del estreno de la pieza fundacional, a requerimiento de algunos fans asistentes al evento George Lucas se mostró impreciso en relación a la posibilidad de dar forma a las dos nuevas trilogías que había imaginado tras el impresionante éxito cosechado con la primera. Presumiblemente, en su fuero interno abrigaba la opción de materializarlas siempre que los avances tecnológicos lo permitieran. Ya superado el ecuador de la década de los ochenta no parecía, pues, que semejante escenario estuviera a punto de darse. Así pues, a la espera de acontecimientos relevantes en el ámbito de la
KAIDAN: TRADICIÓN DEL TERROR EN JAPÓN

Editorial: Berenice (Grupo Almuzara).
Colección: Chaplin.. 
Autor: Antonio Míguez Santa Cruz.
Fecha de publicación: mayo de 2021.
208 pp. 15,0 x 24,0 cm.Incluye
fotografías en blanco y negro,

Especialista en historia y cine japoneses, Antonio Míguez Santa Cruz es doctor en Humanidades, profesor del Departamento de Historia de la Universidad de Córdoba y redactor en Windumanoth, la revista literaria de referencia en España sobre género fantástico. Hasta la actualidad ha llevado a cabo más de cuarenta publicaciones entre artículos y monografías, pero se ha dado a conocer especialmente gracias a sus dos primeros libros como autor: Rokujo Monogatari, editado en 2017, y el estudio Caballeros, jesuitas y samuráis: Tensiones de corte y fe en los confines del mundo, trabajo escrito en colaboración con Osami Takizawa —Catedrático de Historia de la Universidad Católica Junshin de Nagasaki—  que aborda la influencia de la Orden Ignaciana sobre la sociedad japonesa de los siglos XVI y XVII, centrada en la transición entre el periodo histórico de Muromachi y el de Edo. Presentado en el año 2018, este volumen se centra en el Japón como lugar que fue objeto de una evangelización paralela a aquella que tenía lugar a manos de los jesuitas españoles y portugueses en el resto de Asia y América por aquel entonces. La presente tercera obra del profesor Míguez Santa Cruz está redactada en solitario nuevamente y gira en torno al fascinante universo del relato de terror en la tradición nipona y sus adaptaciones al medio cinematográfico.
    En primer lugar, el autor describe los condicionantes religiosos, políticos y sociales que dan origen a un bestiario de criaturas fantasmagóricas tan amplio como el que recorre la historia del país del sol naciente. Ante todo, puntualiza la importancia del sintoísmo —o shinto—, que es la religión de corte animista autóctona del Japón. Su carácter politeísta otorga naturaleza divina a la figura del emperador desde Jinmu, el primero de todos, de quien se dice que desciende directamente de la diosa del sol, Amaterasu, que es a su vez la gobernante del cielo. Ella forma parte de la primera generación de dioses en la mitología nipona, los denominados kami, que se desarrolla a raíz del shinto y cuyo origen podemos apreciar en el film del realizador nipón Hiroshi Inagaki Los tres tesoros (1959), único largometraje donde se aborda canónicamente la figura del algunos grandes kamis.
Según refiere Antonio Míguez Santa Cruz respecto al kaidan —que otorga título a su libro—, éste sería una temática narrativa cuyo origen se remonta a los albores culturales del Japón antes que un género literario, como se ha querido analizar en ocasiones. Es habitual la aplicación del término tanto en el teatro tradicional de noh como en el teatro kabuki, a pesar del origen oral de estos relatos de cariz espectral: un claro ejemplo sería la pieza kabuki, trasladada en numerosas ocasiones a la gran pantalla, Historia de fantasmas de Yotsuya, cuyo mejor exponente fílmico es la versión rodada en 1959 por Nobuo Nakagawa.
    En un apartado de la monografía, su autor hace una relación de las diversas tipologías de criaturas sobrenaturales que predominan en el mundo del kaidan: desde el yurei o fantasma —en un sentido menos convencional dentro de la cultura japonesa— a los citados dioses kami, pasando por los yokai o apariciones extrañas que pululan en dichos relatos. Por ejemplo, los dioses kamis están presentes en películas de animación tan populares como La princesa Mononoke (1997) o El viaje de Chihiro (2001), ambas dirigidas por Hayao Miyazaki para los legendarios estudios Ghibli.
    Algunos relatos otorgan corporeidad a los yurei y les atribuyen un contacto sexual con los humanos, característica de que carece el concepto de fantasma en Occidente. Una de las obras cinematográficas más bellas de tema sobrenatural explota esta tradición de fusionar el mundo de los vivos con el de los muertos a través de una apasionada historia de amor: se trata de Cuentos de la luna pálida de agosto (1953), del genial maestro Kenji Mizoguchi. Como recoge Míguez Santa Cruz en su estudio, otro de los cineastas que más exploran el universo del kaidan es Kaneto Shindo. En el ensayo se citan con especial relevancia dos títulos de la filmografía de este autor: Onibaba (1964), como modelo de demonio con el aspecto de una anciana monstruosa que se aparece en los altos de montaña, y Kuroneko (1968), mezcla del kaidan de connotaciones eróticas y el género kaibyo de gatos espectro.
    Los dos últimos apartados del libro van destinados al fenómeno del nuevo cine de terror japonés o neo-kaidan, un género recorrido de arriba a abajo por la espectralidad. Tal es el caso de la cinta que ha dado lugar a toda esta corriente de cine nipón: The Ring (1998), obra del realizador Hideo Nakata. En ella se hallan muchas de las características que Antonio Míguez Santa Cruz atribuye a las figuras propias del bestiario de criaturas sobrenaturales. Finalmente, el autor comenta cinco de las películas más celebradas dentro del referido subgénero: Pulse (2001, Kiyoshi Kurosawa), La maldición (2002, Takashi Shimizu), Dark Water (2002, Hideo Nakata), Phone (2002, Ahm Byeoung-ki) y Shutter (2004, Banjomg Pisanthanakun).
Este reciente estudio sobre los particularismos que conciernen al fantasma dentro de la cultura japonesa es un trabajo exhaustivo que buena falta hacía para comprender más a fondo todo ese universo espectral que caracteriza a una tipología de cine que ha recibido una calurosa acogida por parte de Occidente, cosechando premios y elogios en los festivales cinematográficos tanto europeos como americanos. El historiador cordobés Antonio Míguez Santa Cruz profundiza en una materia que domina y ofrece al espectador herramientas para diseccionar la mitología fantástica que gira en torno a esta corriente fílmica que tanto prestigio ha adquirido a lo largo de las últimas dos décadas.•
Carlos Giménez Soria