I FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINEMA DE BARCELONA
Hace más de medio siglo se constituyó en Barcelona la primera Semana de Cine en color, por tal de dar a conocer al gran público y a la prensa especializada obras rodadas en aquella inhabitual emulsión. De esa Semana apenas quedó nada en el camino, tan solo versiones distintas que iban y venían con desigual fortuna. La última de esas versiones se celebró a principios de los noventa, con José Luis Guarner como director del evento.
En estreno
 
ESPECIAL SAM PECKINPAH (PARTE II, 1972-1983)
Para esta segunda y última entrega dedicada a la obra de Sam Peckippah analizamos otros siete largometrajes del controvertido realizador norteamericano. Se trata de una etapa de unos once años en que Peckinpah volvió a incurrir en el "pecado" de enemistarse con productores, mostrando a su vez su fuerte carácter en los platós. En este periodo combinaría aciertos --preferentemente, Pat Garrett y Billy the Kid (1973), de la que asimismo analizamos su banda sonora, obra de Bob Dylan, y una película de culto como Quiero la cabeza de Alfredo García
FALLECE EL DIRECTOR DE «EL LEÓN EN INVIERNO», ANTHONY HARVEY
Retirado de los platós desde mediados los años noventa cuando formalizó su última colaboración con Katharine Hepburn (la tvmovie Volver a enamorarse) Anthony Harvey falleció el pasado 23 de noviembre en la localidad de Southampton, en el estado de Nueva York. Harvey lo hizo a los ochenta y siete años, en que gran parte de su vida estuvo ligado al mundo del cine, desde su
50 EDICIÓN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE FANTÁSTICO DE SITGES '017
Si por algo se caracteriza un Festival como es el de Sitges en Octubre, alargando la temporada veraniega, es el de su localización, aislada de cualquier vestigio de urbanismo y actualidad fuera del estrictamente cinéfilo -término dicho sea de paso que no es del agrado de un servidor-.
EL BLURAY DEL MES: «NAGASAKI, RECUERDOS DE MI HIJO» (2015)
Han pasado diez años del final de la Segunda Guerra Mundial, y Japón aún se recupera de sus heridas. Nobuko está decidida a seguir adelante mientras contempla la tumba de su hijo, muerto en el bombardeo nuclear de Nagasaki como tantos otros. Pero todo cambiará el día en que, al volver del cementerio, encuentra a su hijo Koji esperándola en casa. Como si de un milagro se tratase, Koji volverá a menudo a visitar a su madre para poder recordar juntos a la familia, la guerra y el pasado.
LA BANDA SONORA DEL MES: «THE BGF» (2016)
Si tomamos un intervalo temporal relativamente breve —de unos cuantos meses— podemos valorar la función de la música en el cine de Steven Spielberg contando con compositores distintos, un ejercicio que rara vez podríamos llevar a cabo al referirnos a la obra del cineasta
EL LIBRO DEL MES: «BERNARD HERRMANN: CUMBRES BORRASCOSAS»
Cuidada y necesaria aportación de la editorial Calamar ed., nuevamente, a la cinematografía mundial con esta obra de referencia a partir de ahora sobre la figura y personalidad de Guillermo Del Toro. Inevitablemente el libro comprende su carrera desde unos inicios ya de por sí
FALLECE EL DIRECTOR DE «EL LEÓN EN INVIERNO», ANTHONY HARVEY


Retirado de los platós desde mediados los años noventa cuando formalizó su última colaboración con Katharine Hepburn (la tvmovie Volver a enamorarse) Anthony Harvey falleció el pasado 23 de noviembre en la localidad de Southampton, en el estado de Nueva York. Harvey lo hizo a los ochenta y siete años, en que gran parte de su vida estuvo ligado al mundo del cine, desde su etapa en calidad de actor en su Inglaterra natal hasta la dirección asumida a partir de mediados los años sesenta, pasando por su periodo como montador al servicio, entre otros, de Stanley Kubrick. En enero de 2018 cinearchivo.net dedicará un homenaje a Harvey con la publicación de un artículo sobre El león en invierno (1968) dentro del apartado «Clásicos de nuestro tiempo».
 

Sin romper un hábito que se convirtió prácticamente en norma en el cine británico de la postguerra, Anthony Harvey conoció un primer período como actor amateur para después acceder a la dirección. El tránsito en esta ocasión no fue inmediato ya que Harvey se dedicó a la docencia en la prestigiosa Royal Academy of Dramatic Art londinense y accedió al cine en calidad de montador. Stanley Kubrick le confió la edición de dos de sus films más elogiados —Lolita (1962) y ¿Teléfono Rojo?, volamos hacia Moscú (1964)—, unión que concluyó, al igual que su estrecha colaboración con Bryan Forbes y con los hermanos gemelos Roy y John Boulting, a causa de sus aspiraciones como director. George C .Scott, a quien había conocido durante el rodaje de ¿Teléfono Rojo?, volamos hacia Moscú, protagonizó su primer film, Dutchman, una modesta producción bien recibida por la crítica que le proporcionó una carta de presentación para rodar El león en invierno. Surgida a partir de una obra teatral de James Goldman que tuvo una buena acogida en su adaptación escénica en el año 1965, relata la vida de Enrique II y de Leonor de Aquitania en el siglo XII. Los melodramas históricos parecían saciar las ambiciones de Harvey como lo constata un film como Abdicación que retoma el personaje de la Reina Cristina de Suecia que había interpretado Greta Garbo, pero que se aleja notablemente de la trama histórica y del tratamiento estilístico respecto al film de Rouben Mamoulian. El progresivo desinterés de la industria cinematográfica británica por los dramas históricos, que habían vivido un segundo período de esplendor desde mediado los años sesenta hasta principio de los setenta (Becket, Paseo por el amor y la muerte, Ana de los mil días, María, reina de Escocia, etc.), modificó las expectativas de Anthony Harvey, quien se vio envuelto en proyectos ajenos a sus predilecciones —el western Yo, gran cazador o el drama psicológico Las cosas de Richard, nuevamente con su actriz favorita, junto a Katharine Hepburn y Liv Ullmann— y a una cierta actividad televisiva ante la imposibilidad de recrear frescos históricos basados en sólidos e inteligentes guiones y con un elenco de actores en la plena madurez de sus carreras. Anthony Harvey, consciente de su incómoda posición, puso punto y final a su breve trayectoria en la dirección con La última solución de Grace Quigley, film que plantea el tema de la eutanasia —ya tratado desde una mirada más dramática y transcendente unos años antes en Mi vida es mía (1981)—, para lucimiento de Katharine Hepburn, quien asimismo se había despedido virtualmente del cine con una última gran interpretación.•